Hay tantos factores que influyen en el SEO, que debemos aplicar para agradar a Google – y hablo de Google porque en España tiene más del 90% de cuota de penetración – que es imposible controlarlos, o incluso conocerlos, todos.

Aparte de eso, incluso el propio Google muchas veces se contradice – esto lo ha destacado más de una vez alguno de los SEO españoles que sigo. Sus comentarios me han llevado a seguir y leer las conversaciones en Twitter de @JohnMu y @dannysullivan, dos de los perfiles más visibles de Google, – y que efectivamente, alguna que otra vez han dado información contradictoria contestando a dudas de profesionales del posicionamiento web.

Dicho esto, no se trata de darlo todo por perdido, obvio. Porque de esos tropecientos factores SEO, no todos tienen el mismo peso. Así que en una de las clases de Aula CM estuvimos desgranando cuáles eran los factores más importantes a la hora de trabajar el SEO de una web, y aquí te los dejo, a ver qué te parecen.

 

El CTR y el SEO

Para que el mayor número de personas hagan clic en tu contenido cuando aparece en las SERP, influye mucho que tengas un título SEO atrayente, que contenga las palabras clave adecuadas (y que no sea clickbait), una metadescripción bien redactada, la construcción de la URL (si es de una página que ya conoces, seguro que hay más posibilidades de que pinches, porque hay un branding, es una marca en la que confías), si es un rich snippet, porque llama más la atención (por ejemplo tiene una imagen de miniatura o vídeo)…

Como ves, lo del CTR es cosa seria y hay que trabajarlo todo lo posible.

 

Tiempo de permanencia y relevancia

Si entras en un resultado de búsqueda y das marcha atrás en la flecha del navegador porque te das cuenta que no te vale ese resultado, de cara a Google no es buena señal. Pero si entras en una web desde los resultados de búsqueda, te quedas poco tiempo y NO das marcha atrás, si no que cierras la página, entiende que está bien.

Por ejemplo, una página de búsqueda de códigos postales, veo el que quiero y cierro la página en 10 segundos. La información me ha sido totalmente útil y así lo interpreta Google. Siempre y cuando no vuelvas a hacer la búsqueda. Porque si buscas de nuevo lo mismo, Google igualmente entenderá que el resultado anterior no ha sido valido.

 

Enlaces entrantes o Linkbuilding

Este es uno de los factores SEO más importantes. Cuando te mencionan y enlazan desde otra web, Google lo considera una recomendación, por lo tanto te posiciona mejor. Y cuanto más autoridad (DA) tenga quien te enlaza, mejor. Vamos, como sucede en la vida real. No es lo mismo que hable bien de ti alguien importante que otra persona que no lo es.

Pero cuidado: desde que apareció Google Pinguin, Google te penaliza si se compran enlaces en masa, como se hacía antes. O si tienes muchos enlaces masivos sospechosos de SPAM. Lo que Google quiere es que sean enlaces naturales.

En realidad, se siguen comprando enlaces, pero con mucho cuidado. Cuidando mucho tanto la página donde se ponen – que tenga buena autoridad, sin SPAM, misma temática o muy relacionada – como los anchor text que se usan. Porque si todos te enlazan diciendo «la mejor página de comida a domicilio», pues canta un poco, ¿no?

También hay que tener cuidado con la proporción de enlaces Follow y No Follow. Hay variedad de opiniones, pero normalmente se recomienda una proporción alrededor de un 70-80% Follow y un 30-20% No Follow. Porque si todos son Follow, es decir, transmitiendo autoridad a tu web, tampoco se nota que has pagado, ¿verdad? 😉

 

La indexación de Google

En realidad, Google es un índice gigante de contenidos. De entre todos los que hay en la web, bucea para encontrar, leer (crawlear), clasificar y finalmente, indexar los contenidos que cree son relevantes para el usuario. Pero antes que el propio Google, eso tienes que tenerlo claro tú: así que si quieres que tu contenido relevante aparezca en el buscador, asegúrate de indexarlo. O al menos, ¡no lo hagas más difícil colocando una etiqueta no index donde no debes!

Para sacar todo el provecho a este, como te puedes imaginar, mega importante factor SEO – y sobre todo que sepa que tu contenido es el original en caso de que alguien te lo copie, – puedes ir a tu Google Search Console, y en el menú lateral: Rastreo > Explorar como Google. Ahí puedes mandar la URL de ese post nuevecito que acabas de publicar.

Uno de los factores SEO más importantes es indexar la URL

 

Duplicidad de contenido

Desde que surgió el algortimo de Google Panda (2011), es otro factor SEO bastante importante. Desde ese 2011, lo que Google detecta que ya estaba escrito, o bien no lo indexa o lo deja muy atrás. Solo permite que tu texto tenga repetido un 20% respecto al contenido de otro sitio. Esto tiene sentido, pues Google busca sobre todo contenido original y que aporte valor. Y ese va a ser el que salga por delante del tuyo.

Pero entonces, ¿qué sucede con las tiendas online que copian la ficha de cada producto del fabricante textualmente? Muchas se vieron penalizadas y tuvieron que cambiarlas. O bien, para quedar por debajo del 20% de rigor, se puede añadir contenido propio (y por tanto, único) a cada producto. Otra opción es usar una canonical.

Quiero añadir un apunte de Luis Villanueva en una clase de Aula CM: en realidad, Google no «penaliza», si no que en función de lo bien o mal que lo hagas, te suma o te resta puntos. Pero se suele decir que penaliza porque es un concepto más fácil de entender. Si de repente se da cuenta que has hecho algo fatal, te va a quitar muchos puntos. Y desde luego, va a ser como un castigo.

 

Pinguin y sus penalizaciones

Este parte da para un post en sí mismo. Pero lo primero y lo único que necesitas saber de momento, es que el pingüinito penaliza a las páginas web que detecta hayan comprado enlaces. Como se ha mencionado antes, enlaces masivos, sospechosos o SPAM, se consideran malas prácticas para Google, y este los penaliza cuando los detecta.

Como los que provienen de las granjas de enlaces, por ejemplo. Esta granjas son páginas web que se dedican solo a eso, a ir enlazando a otras webs, a cambio de dinero sin tener en cuenta contexto ni nada. Obviamente, esa estrategia carece de sentido. Google quiere el enlazado sea natural, y de eso este enlazado tiene poco, así que Google penaliza.

 

Velocidad de carga

Un factor SEO fundamental allí donde los haya, sobre todo desde que se utiliza el mobile first: es decir, ahora Google da más importancia a lo rápido que carga una página web en un móvil que en tu ordenador de mesa. Esto es así porque cada vez más son los usuarios que pasan más tiempo en el móvil y menos en desktop.

Y cuando hablo de velocidad de carga como factor SEO, no me refiero solo a la que detecta tu ojo humano, si no a la de Google en sí. Incluso si tus imágenes cargan rápidamente porque tienes un servidor buenísimo, una diferencia de milisegundos (que tú no aprecias) puedes ser un factor decisivo para Google.

Para saber si tu velocidad de carga es óptima, puedes usar herramientas como Page Speed de Google o GTMetrix. Que además, si tu página es lenta, te van a decir qué es lo que tienes mal. Así es como lo hace Page Speed:

La velocidad de carga es un factor SEO muy importante

 

Usabilidad y SEO

La usabilidad como factor SEO quiere decir que sea fácil de usar: el usuario tiene que poder ver y navegar cómodamente tu web desde cualquier dispositivo. Pero no solo eso: Google también tiene en cuenta que sea sencilla de navegar, que se entiendan los menús

De hecho, en cuanto a usabilidad se refiere y siguiendo con el tema en cuestión, no solo es importante que una web se visibilice correctamente desde el móvil y sea usable. Como pasaba con la velocidad de carga,  ahora mismo el factor Mobile First es el prioritario para el buscador. Así que primero comprobará que la web se vea bien en el móvil, y luego en el ordenador, cuando hasta ahora siempre se ha estado haciendo al revés.

 

Arquitectura web y Contenidos

Está bastante relacionado con el punto de la usabilidad. Si el usuario se pierde navegando por tu web, si los menús no están claros, no tienes un enlazado interno que aporte valor a los contenidos, etc, Google lo va a saber, porque el usuario va a salir por patas de tu página para no volver. ¿A quién le gusta una casa desordenada? A nadie. Pues una página web, tampoco.

Y aparte de todo esto, hay que generar siempre contenidos. Una de las cosas que le encanta a Google es ver que tu página está viva. Cuánto contenido publicar y cada cuanto tiempo lo decides tú, porque esto va a depender de muchas cosas: cantidad de recursos, tiempo, etc.

Pero sobre todo al principio, hasta que Google te conozca y su arañita sepa que existes, cuanto más puedas publicar, mejor. Aunque luego es como todo. Si vas a estar publicando contenido que aporta poco o más bien nada, es mejor que generes menos cantidad, pero más calidad.

 

Conclusiones

Como puedes ver, hay muchos factores SEO a tener en cuenta para caer bien a Google. Muchos de ellos se van a ir desarrollando en otras entradas futuras, porque esto no es mas que la punta del iceberg. Pero al menos para empezar, vamos a no descuidar lo básico, que es lo que se ha mencionado, y poco a poco iremos profundizando más para hacerlo mejor. No se puede empezar la casa por el tejado 🙂

 

[Total:0    Promedio:0/5]