Cuando se realiza una campaña SEM, es fundamental que los anuncios que vamos a producir para vender nuestros anuncios o productos tengan gancho. La competencia es continua, y solo por salir en los anuncios de Google no quiere decir que tengas el clic asegurado.

Por eso, te cuento algunos de los puntos a los que hay que prestar especial atención a la hora de realizar tus anuncios de texto para la red de búsqueda de Google, y que me explicaron en su momento Elena Charameli y David Campos, dos de mis profes de SEM en AulaCM:

 

Palabras clave

Los términos de búsqueda son aquellos términos por los que, como su nombre indica, te va va a buscar tu potencial cliente. Y que incluirán (y a veces coincidirán totalmente) con tus palabras clave. Por eso, en el texto del anuncio, debes incluir palabras clave que lo hagan relevante, que sean las que va buscando tu público objetivo. Y cuidado con esto, porque puedes creerte que las sabes, pero a lo mejor te llevas una sorpresa. Y sobre todo, no caigas en la trampa de «como yo lo busco así, todo el mundo lo buscará igual».

A la hora de elegir las palabras clave adecuadas, nada mejor que usar el propio planificador de palabras clave que tienes en Google Ads (o kwfinder o ubersuggest, como ya he mencionado en mi post sobre cómo redactar contenido SEO. Y ten en cuenta también la intención de búsqueda, no solo las palabras clave en sí (aunque de esto hablaré más largo y tendido en otro momento) Ante la duda, haz una búsqueda de esa palabra clave en Google y comprueba que las SERP arrojan los resultados que esperas.

Y por supuesto, ten en cuenta las concordancias. Las que mejor afinan a tu público objetivo suelen ser las de concordancia de frase «reloj suizo» y concordancia amplia modificada +reloj +suizo. Solo si tienes muy claro el término por el que quieres aparecer deberías usar concordancia exacta [reloj suizo].

 

Valor añadido

Muestra qué te diferencia de la competencia y se claro. ¿Qué tienes tú que no tengan ellos? Pues por ejemplo una Devolución gratuita, Garantía de 24 meses, Soporte personalizado, etc. Ten en cuenta que tu anuncio siempre va a competir contra los que salen anunciados ofreciendo lo mismo que tú, o incluso con las primeras posiciones orgánicas. Así que muestra al potencial cliente qué te hace diferente.

Las promociones, y en general, todo lo que haga la vida fácil al cliente o le ofrezca seguridad, siempre va a ser un punto a tu favor. Y si cuidas el copy (texto) del anuncio y haces que no sea el mismo que ponen todos los demás, otro punto para ti.

 

URL con keywords

Personaliza la URL visible con keywords. No las pongas solo en el título, acuérdate también del slug. En principio es recomendable que hagas un slug con un máximo de 5 palabras. Si bien es cierto es que en Contenidos de blogs yo veo cada vez más URLs con un slug largo, – a veces puede llegar a ser hasta una frase completa, – y que están bien posicionadas, para un anuncio no parece ser lo más conveniente, porque debe ir más al grano.

En cualquier caso, lo mejor que puedes hacer es buscar a tu competencia y ver cómo salen sus anuncios en Google, incluidos sus slug. Esta técnica nunca falla. En general, siempre que vayas a hacer algo, es recomendable echar un vistazo a ver qué están haciendo lo demás y ver si puedes mejorarlo de alguna manera.

 

Incluye precios y descuentos

Las cifras concretas siempre llaman la atención, al ser algo tangible. Hablamos de casos como: «Solo 700€» o «50% de descuento». Personalmente, a mí no hay nada que me dé más rabia que me obliguen a entrar en una web o hacer un clic para ver un precio. No me hagas perder el tiempo, dime lo que vale, que si estoy dispuesta a pagarlo, pues entones ya entro a informarme.

Si estudiando a tu competencia resulta que por ejemplo, tu precio es el más barato o tu descuento el de mayor cantidad, estarás además consiguiendo dos puntos a la vez, pues también estarás mostrando un valor añadido.

 

Incluye CTA

Un CTA es una Call To Action, o lo que es lo mismo, una llamada a la acción. Yo prefiero las llamadas a la acción que no me están diciendo que venga, venga, date prisa. Me estresan y además ya me sé el truco 😉 Pero dependiendo de tu sector, o incluso del producto, sí puede ser útil añadir un elemento de urgencia que incite al clic.

De hecho, seguro que los has visto más de una vez: «¡Solo por tiempo limitado!», «¡Consigue el tuyo ahora!». Pero como he dicho antes, cuidado con el uso, no te pases y se vuelva algo negativo (agobiante) Y sobre todo, que sea verdad. Si se trata de una promoción que estás diciendo que ahora o nunca, queda ridículo que dos semanas más tarde, si ese mismo usuario ve tu anuncio, sigas diciendo ¡Ahora o nunca!. Y además te va a hacer perder credibilidad.

Puedes usar algo tan simple como este anuncio: Contacta ahora.

Ejemplo de CTA en un anuncio de Google

Escribe correctamente

No acortes palabras para que quepa más información y así poder aprovechar todo el espacio del titulo o la metadescripción. A no ser que sea un producto destinado a un público muy joven y esa sea su manera de expresarse, tal vez. Pero lo aconsejable es que siempre sigas las reglas ortográficas.

Así que si quieres hacer un anuncio serio, queda terminantemente prohibido poner cosas como «Aprvcha el DCTO». Además, un buen copy es aquél que sabe sintetizar toda la información relevante en el mínimo espacio disponible. Porque es cierto que muchas veces, con un número de caracteres tan limitado es muy complicado.

 

Pregunta al usuario

Recuerda que en el marketing digital todo es bidirreccional, el usuario ya no es un «pasmarote» ahí plantado. Así que puedes incluir preguntas para llamar su atención, pues a todos nos gusta que personalicen. Esto sirve para una comunicación más efectiva, sobre todo si además sabes incluir el llamado «punto de dolor» del potencial cliente. Por ejemplo: «¿Quieres vender tu coche? Te lo compramos en 1 hora».

Pero también puedes apelar a las emociones: «¿Cuánto llevas deseando hacer ese viaje soñado? Nosotros te llevamos». La cuestión es que hay que saber enganchar al potencial cliente. Consigue que haga clic… y que llegue a una landing page como dios manda.

 

Esa Landing Page

Justo lo que te comentaba: el anuncio debe llevar al usuario directamente a una landing page concreta del servicio/producto promocionado y no a la home o cualquier otra página genérica y que le confunda. Le has ofrecido una cosa, no le des otra. Aparte, todos andamos con prisas, no marees.

Por eso mismo, no solo tienes que dirigirles a una landing concreta, si no que te tienes que asegurar que sea una landing clara y con la información bien organizada, que ofrezca una buena experiencia de usuario. ¡Una landing es parte del éxito del anuncio!

 

Inserción dinámica de keywords

Es decir, anuncios que puedan ir cambiando las palabras clave que muestran en función de la búsqueda del usuario. Este, por ejemplo, será activado cuando un usuario busque cualquiera de las tres opciones:

«¿Hoy te apetece… chocolate negro | chocolate blanco | chocolate amargo? ¡Te lo llevamos a casa»

Siempre asegurándote que los textos resultantes tienen sentido, claro. Esta es una opción que me parece muy interesante, y en la que tengo que profundizar, porque hay que saber el momento adecuado en el que usarla y bajo qué circunstancias.

 

Utiliza extensiones de anuncio

Es cierto que puedes tener las extensiones hechas y que no salgan, ya que Google decidirá cuándo las quiere mostrar. Pero quién sabe, puede suceder antes de lo que te imaginas. Así que deja preparadas todas esas extensiones que te vendría bien que se muestren en el anuncio… y cruza los dedos.

La idea de las extensiones de anuncios es, no solo aumentar la calidad del anuncio, si no además ocupar más espacio en los resultados de búsqueda. Pueden ser extensiones de llamada, de precio, de ubicación… En Google Support te dan más información. Y fíjate en este ejemplo: ocupa el doble de sitio que no si no tuviera extensiones.

Anuncio google con extensiones

Realiza tests A/B

Creo que esto es muy importante para ver lo que funciona y lo que no y no estar perdiendo ni tiempo ni dinero. La mejor manera de hacerlo es clonando el anuncio y creando varias versiones para hacer el test A/B. A veces simplemente el uso de una palabra en vez de otra puede marcar la diferencia. O un tono más formal tener más éxito que uno desenfadado. O al revés.

Y es que el SEM, como muchas otras disciplinas, no es una ciencia exacta. Más que nada porque las personas tampoco somos una ciencia exacta, no es nada fácil prever como vamos a reaccionar o qué nos va a gustar más. Así que haz versiones de tu anuncio, comprueba cuál funciona mejor y descarta las que no.

 

Optimiza

Algo que siempre hay que tener en cuenta. La palabra mágica en marketing: optimizar. Aprovecha que todo está medido, que de todo tenemos datos y haz análisis para sacar conclusiones. Los anuncios de texto de Google no son ninguna excepción. Mira qué anuncios tienen peor CTR y peor tasa de conversión y mejóralos fijándote en los mejores. O descártalos si no te llevan a nada.

Se trata un poco de la continuación del punto anterior: tras el test A/B ya sabemos lo que funciona mejor, pero ahora hay que optimizar, optimizar y optimizar, para que llegue a su máximo rendimiento.

 

Conclusiones

Parece mentira que esos anuncios que vemos con solo un par de líneas, lleven tanto trabajo detrás. ¿verdad? Pues así es. Y eso que esto que te he contado es solo una pincelada. Como suele pasar en todo lo digital, el tema da para mucho.

Así que si has lanzado tu primera campaña de SEM (o una de las primeras), aparte de asegurarte de tenerla organizada adecuadamente, repasa todo lo mencionado y mira dónde la puedes mejorar. ¡Seguro que lo consigues!

 

[Total:1    Promedio:5/5]